Reconstrucción de ligamento cruzado anterior con técnica all inside

La rotura del ligamento cruzado anterior, es una patología muy frecuente en diversos deportes actualmente, siendo una causa de la finalización de la práctica deportiva en muchas personas, sin embargo el retorno a esta y sobre todo al nivel previo de competición (Return to play y return to performance) es el principal objetivo de todo cirujano deportivo.

En nuestro medio el deporte mas castigado por esta patología es el fútbol evidenciándose una multitud de lesiones, que pueden llevar a nuestros pacientes a tener miedo o no encontrarse a gusto con la vuelta a la práctica deportiva.

Rotura de ligamento Cruzado anterior: visión artroscópica

El ligamento cruzado anterior evita la traslación anterior de la tibia en relación al fémur y es un elemento estabilizador de la rodilla, el cual permite realizar cambios de ritmo en la practica deportiva y se debe operar en pacientes que sean activos y busquen tener el nivel previo a la lesión.

Existen diversos injertos que se utilizan para la reconstrucción de ligamento cruzado anterior. Siendo principalmente los siguientes

  • Tendón rotuliano: Es una plastia que incluye una tira de tendón rotuliano anclado por cada uno de sus lados una pastilla ósea tanto de tibia como de rótula, puede lesionar parcialmente el aparato extensor.
  • Isquiotibiales: Es una plastia que esta compuesto generalmente por 2 isquiotibiales (semitendinoso y recto interno). Con sistemas modernos se están realizando plastias con un solo isquiotibial (semitendinoso) para evitar el daño a la zona donante (flexores de rodilla).
  • Tendón cuadricipital: Es una plastía que puede ser solo una tira de tendón cuadricipital o una tira de tendón anclado a una pastilla ósea de rótula; también puede lesionar el aparato extensor.

Como ya dije previamente, cada técnica puede lesionar tanto el aparto flexor como extensor de la rodilla, pero al estar demostrado que el autoinjerto es el tipo de injerto que menor tasa de rerotura tiene, nosotros lo utilizamos. Y de entre los tipos de autoinjerto que existen, utilizamos isquiotibiales con técnica all inside, la cual tiene 3 ventajas fundamentales para mí.

Plastia semitendinoso con sistema all inside, Toggleloc-Biomet®
  1. Menor daño de zona donante: 1 solo tendón siempre semitendinoso.
  2. Plastias mas gruesas: Generalmente el semitendinoso suele ser más grueso que el recto interno, por lo que al doblarlo 4 veces sobre sí mismo, suelen salir plastias de 10 mm. de grosor. En cambio cuando se utilizan el recto interno y el semitendinoso y se doblan 2 veces cada uno se obtienen plastias de 0,7 a 0.9 mm de grosor. Se ha demostrado ampliamente que el grosor de la plastia se relaciona con la tasa de rerotura.
  3. Mayor preservación de Stock óseo en caso de revisión de cirugía: Dado que realizamos una fijación de la plastia con sistemas de suspensión cortical (Toggleloc Biomet®) y realizamos brocado retrógrado la cantidad de hueso que retiramos para realizar los túneles es menor al brocado anterógrado, por lo que en caso de realizar una nueva cirugía, se tendrá mucha mayor cantidad de hueso y así evitar cirugía en 2 tiempos.

El resultado final tras esta técnica es un ligamento estable con mínima lesión de la zona donante y con poco dolor en el posoperatorio.

Reconstrucción de ligamento cruzado anterior y sutura meniscal
Radiografía control con buena fijación cortical y buen posicionamiento de túneles
Resultado final tras artroscopia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies